divendres, 18 novembre de 2011

Storify

Si quieres seguir la actualidad de El Camino de Santiago, visita nuestra página en Storify y estarás informado en todo momento.
http://storify.com/camsant11/camino-de-santiago

Mapas del Camino de Santiago

Mapa que muestra el inicio del Camino en Roncesvalles, su paso por algunos de los puntos más importantes, y la llegada final a Santiago.


Ver Camino de Santiago en un mapa más grande

Mapa más preciso de la última etapa del recorrido. Está marcada el área por la que podemos ir, además de cómo llegar en coche.


Ver Etapa Final en un mapa más grande

El Camino de Santiago


El apogeo del románico, primer estilo internacional de la Edad Media, siguió a la consolidación del Camino durante los siglos XI y XII. Los intercambios culturales surgidos de la peregrinación provocaron que este movimiento artístico, con sus variantes regionales, se extendiera por toda Europa.

Con el asentamiento de la ruta jacobea se fueron sucediendo cambios en la sociedad medieval que ayudaron también a la extensión del románico: el fortalecimiento de los reinos europeos, el crecimiento de la población y la generalización del comercio. También tuvo una importancia capital en el florecimiento de este estilo las órdenes religiosas, sobre todo la de Cluny.

Ruta Jacobea. Fuente: asturgalicia.net
El aumento de feligreses hizo que se comenzaran a construir cada vez más iglesias, pero de forma más cuidad y elaborada. Las viejas construcciones de techumbre de madera y reducidas dimensiones se transformaron en otras más resistentes y monumentales.

Camino del Norte: etapa por el País Vasco


Lo mejor para comenzar este itinerario es dirigirse a la plaza de los Fueros de Gernika. Aunque hay una alternativa a la carretera, aconsejamos optar por ésta ya que se ahorrarán kilómetros y la otra ruta no ofrece gran cosa, salvo más metros. 

Foto del Alto de Morga. Fuente: foropicos.net
Escogemos la ruta hacia Muxika, y de allí al alto de Morga. Se pasa primero por la ermita de Santa Lucía, y a pocos kilómetros habremos de seguir la indicación de "a Elexalde". Por bosques repoblados, mal, como en muchos otros parajes de Vizcaya, llegamos a Gerekiz, donde descenderemos durante unos kilómetros antes de emprender la subida a Morga. 

Lo haremos por el antiguo camino del señor de Vizcaya. Esta calzada desemboca en el cruce de la Ermita de San Esteban. Seguimos por la carretera casi un kilómetro hasta que encontramos el sendero, que seguimos hasta de nuevo unirnos a la carretera. Llegamos a un espacio amplio en el que se observan caseríos diseminados. Se conoce con el nombre de Eskerika, donde encontramos un mojón indicativo, al que obedecemos. 

                                                           Fuente: Youtube.com

Etapa 32 del Camino del Norte

 La ruta sale de Sobrado por la carretera que va hacia Arzúa y la abandona por la izquierda en el desvío de Pousada, Nogueira y Toques. Los primeros compases nos acercan primero hasta la aldea de Vilarchao, perteneciente a la parroquia de San Pedro de Porta, y posteriormente una pista forestal a O Peruxil y O Castro, pequeños núcleos de la parroquia de San Lourenzo de Carelle, cuya iglesia queda a un lado del Camino (Km 4,3). Apurando las últimas forestas del Camino del Norte atravesamos más núcleos de Carelle, como son Casanova y Madelos. Finalmente desembocamos en el siempre tedioso asfalto de la AC-234. Progresamos por ella hasta Corredoiras, primera población del Concello de Boimorto y provista de bar y tienda (Km 8,8). 


GIF de un peregrino. Fuente: caminodesantiago.ws
Inmediatamente, tras el paso por Corredoiras, cruzamos con precaución la AC-840 y seguimos hasta la parroquia de Boimil. Retomamos la carretera hacia Boimorto (Km 11). Atravesamos esta población con todos los servicios y a la altura del Centro de Salud nos desviamos a la izquierda por la carretera que se dirige a Sendelle y Arzúa. Desde el mismo Centro de Salud también existe la posibilidad de tomar la conocida como variante de Arca (ver apartado observaciones). Si vamos hacia Arzúa proseguimos por una carretera durante tres kilómetros hasta el núcleo y parroquia de Santa María de Sendelle. La Asociación de Vecinos Campo da Rula de Sendelle tiene en esta localidad un punto de atención e información para los peregrinos donde tienen bebidas y bocadillos. También se ofrecen a abrir y enseñar la bella iglesia románica de Santa María, que alberga unos interesantes frescos restaurados (Km 14). 

Salimos pisando carretera y más adelante tomamos el cruce a mano izquierda que se dirige a Vilar. Nos atiborramos de asfalto pasando por algunas aldeas pertenecientes a la parroquia de Sendelle, entre ellas la propia O Vilar y As Galiñeiras. Entroncamos después con la carretera provincial a la altura de la parroquia de Viladavil, núcleo ya sujeto a Arzúa, y en este punto dejamos el asfalto y contiuamos por una pista de concentración que avanza en paralelo a la carretera antes mencionada. Tras pasar varios lugares del Concello llegamos a O Viso y seguidamente entramos en Arzúa, capital del Concello del mismo nombre, reino del Camino Francés, de la masificación veraniega y provista de siete albergues de peregrinos. Algo insólito en el Camino del Norte, que ya concluye y que esta misma noche, seguramente, ya echaremos de menos (Km 21,5).

El Camino Portugués

Las dos mejores obras de investigación sobre los Caminos de Santiago en España, la de Luciano Huidobro y sus ocho colaboradores por un lado y la de Luis Vázquez de Parga, José María Lacarra y Juan Uría por otro, aluden, aunque muy por encima, a las peregrinaciones jacobeas desde Portugal. Luciano Huidobro hace un repaso de los personajes más ilustres que peregrinaron a Santiago de Compostela desde el país luso, sobre todo reyes. Nombra la peregrinación del rey Sancho II en 1244; la de la reina y devota Santa Isabel, canonizada en 1625, que peregrinó en 1326 y 1335; al rey Don Manuel el Afortunado, que partió para Santiago en 1502; el viaje de dos Padres Jesuitas en 1543 desde Coimbra; la peregrinación de Francisco de Holanda, pintor, humanista y arquitecto portugués, en 1549; las del obispo de Tui en 1604 y el vizconde de Ponte de Lima en 1610, etc.

Fuente: hitosdelcamino
Sobre los posibles itinerarios seguidos por estos y otros viajeros devotos, Luciano Huidobro escribe en el cuarto capítulo del tercer volumen de su obra Las Peregrinaciones Jacobeas: “la vía menos conocida desde Portugal a Santiago es la que, llegando a la Guardia y Tuy, cruzaba Pontevedra para rematar en la Porta Traxeira de la ciudad del Apóstol, ruta conocida por ser la vía militar romana de Brácara a Asturica Augusta… Después del Miño, solían éstos seguir las antiguas vías romanas hasta Redondela, y desde ésta llegar a Pontevedra por el Camiño Novo (paradójicamente el más viejo), para salir hacia Caldas y Padrón por La Santiña”. Huidobro también documenta la presencia de varios hospitales de peregrinos en la ciudad de Pontevedra y cita el paso de peregrinos como el Barón de Romisthal, Erich Lassota y Cosme de Médicis por esta ciudad.


En su investigación sobre las peregrinaciones portuguesas también refiere la ruta procedente de Chaves que se desviaba posteriormente a Zamora para proseguir por Sanabria y Ourense, por donde avanza el itinerario del Camino Sanabrés o Mozárabe.

Historia


El camino de Santiago ha significado en la historia europea el primer elemento vertebrador del viejo continente. El hallazgo del sepulcro del primer apóstol mártir, supuso encontrar un punto de referencia indiscutible en el que podía converger la pluralidad de concepciones de distintos pueblos ya cristianizados, pero necesitados en aquel entonces de unidad.

Conscientes de la importancia que suponía tener una reliquia como los restos de Santiago el Mayor para sus intereses militares –necesitaban guerreros y dinero en su lucha contra los moros, las monarquías españolas colaboraron activamente en el éxito del camino santo.

Los soberanos de Aragón, Navarra y Castilla se esforzaron por atraer a sus dominios a gentes ricas y poderosas de otros países, por lo que utilizaron todos los medios a su alcance para seducirlos. Intercambios de presentes, política de matrimonios y proclamación de los favores que otorgaba el Apóstol si uno iba a visitar su sepulcro. La creencia cada vez más extendida en los milagros de Santiago provocó que la gente comenzara a peregrinar hacia Santiago de Compostela para obtener su gracia.